ActualitatLes Illes Formigues

Vint mesures per uns mars nets i saludables abans de l’any 2020

Vint mesures per uns mars nets i saludables abans de l’any 2020

Font: ENT INNOVACIÓ AMBIENTAL AL SERVEI DE LA SOCIETAT

Ha començat el compte enrere. La data límit del 2020 per tenir oceans saludables s’acosta ràpidament. Per aquests motius la Fundació ENT ens hem unit a la campanya de Seas At Risk, juntament amb moltes altres entitats i milers de ciutadans europeus, per recordar a les institucions i responsables polítics que no ignorin el termini legalment vinculant per garantir uns mars saludables.

Mitjançant aquesta campanya conjunta, que té per nom “Save Our Blue Lung”, sol·licitem als Governs que duguin a terme 20 mesures per avançar decididament cap a uns mars nets, sans i abundants per a l’any 2020. Objectius que els Estats membre es van comprometre a assolir quan es va adoptar la Directiva marc sobre l’estratègia marina l’any 2008.

A falta de pocs mesos per a la data límit, els països de la UE, incloent l’Estat espanyol, no compleixen amb la seva obligació legal «d’adoptar les mesures necessàries per aconseguir o mantenir un bon estat mediambiental del medi marí per a l’any 2020» (article 1.1 de la Directiva marc sobre l’estratègia marina). De fet, l’agost de l’any passat, la mateixa Comissió Europea va declarar que probablement no s’aconseguirà el bon estat mediambiental dels mars de la UE per a l’any 2020, llevat que els Estats membres emprenguin accions més decidides.

Aquesta normativa en vigor des de 2008 resulta ser l’aliada més forta per salvar els mars i oceans, el pulmó blau que proporciona fins al 50% de l’oxigen que respirem. La Directiva Marina compromet els països de la UE a fer tot el que estigui al seu abast per aconseguir mars nets i saludables per a l’any 2020. Aquest objectiu cobreix tot, des de preservar la biodiversitat marina i acabar amb la sobrepesca, fins aturar la contaminació química i plàstica i eliminar la contaminació acústica submarina.

Però a més, altres normatives de la UE també obliguen a prendre mesures en aquesta direcció. Pel que fa a la recuperació de les poblacions de peixos a nivells sostenibles, per exemple, 2020 també és la data legalment vinculant que tenen els Estats membre per acabar amb la sobrepesca (tal com marca l’article 2 de la Política Pesquera Comuna), un objectiu que porta a l’agenda política des de fa anys però que també està lluny de ser assolit, especialment a la Mediterrània, el mar més sobreexplotat del món segons l’últim informe de la FAO.

Després d’anys des de la seva adopció, aquests compromisos legals encara no s’han complert. Sense voluntat política ni una visió a llarg termini, la sobreexplotació i la destrucció dels mars continuaran. Per tot això, mitjançant aquesta campanya, es pretén instar als responsables polítics que es comprometin a complir amb les «20 mesures per uns mars nets i saludables abans de l’any 2020». Ara és el moment de prendre mesures decidides i urgents per complir amb les lleis en vigor i salvar #OurBlueLung.

Veinte medidas para unos mares limpios y saludables
antes del año 2020

1. Defender e implementar los elevados estándares de la Directiva marco sobre el agua para que
nuestros ríos, lagos, humedales, marjales, así como las aguas freáticas y las aguas costeras,
alcancen un buena calidad ecológica y química, como principal condición previa para unos mares
limpios y saludables.

2. Designar un número suficiente de zonas protegidas del medio marino, para garantizar que se
preserve la biodiversidad marina más extraordinaria y vulnerable de la UE, de conformidad
con los requisitos de las Directivas sobre aves y hábitats, y con los objetivos de la Directiva marco
sobre la estrategia marina.

3. Ofrecer una verdadera protección a las Áreas Marinas Protegidas, prohibiendo de manera
sistemática toda actividad que genere un impacto elevado, como la pesca de arrastre de fondo,
la explotación de petróleo y gas y la prospección minera, y autorizar otras actividades en las
zonas protegidas o en áreas cercanas únicamente cuando una evaluación haya demostrado que
no repercutirán sobre la biodiversidad protegida, ya sea de manera aislada o acumulativa.

4. Destinar al menos un 25 % del presupuesto nacional procedente del Fondo Europeo Marítimo
y de Pesca a la protección de la naturaleza marina, incluyendo la gestión adecuada de las Zonas
Marinas Protegidas, establecer medidas de prevención para la contaminación marina, y llevar a
cabo las correspondientes actividades básicas de investigación y de supervisión del impacto
sobre el entorno marino.

5. Establecer un programa nacional plenamente financiado para implementar y supervisar la
eficacia de medidas punteras para reducir al máximo o eliminar la captura accidental por los
barcos de pesca de aves marinas, mamíferos marinos, tortugas marinas, especies amenazadas
de tiburones, rayas y peces abisales, y hacer cumplir la reducción de capturas accesorias
mediante una mayor supervisión en el mar con vigilancia remota por medios electrónicos o con
un mayor número de observadores a bordo en los buques con elevado riesgo.

6. Establecer límites anuales de pesca inferiores al índice máximo de explotación sostenible
para las poblaciones de las que se dispone de datos científicos suficientes (o índices inferiores al
punto de referencia de precaución en aquellas poblaciones con datos limitados), en los
correspondientes Consejos de Ministros de Agricultura y Pesca de 2018 y 2019, con tal de que
todas las poblaciones de peces y crustáceos explotadas comercialmente se recuperen y alcancen
los niveles sostenibles antes del año 2020.

7. Acelerar la transición hacia prácticas pesqueras más sostenibles, asignando mayores
oportunidades de pesca a flotas con menor impacto medioambiental, de conformidad con el
artículo 17 de la Política Pesquera Común.

8. Establecer áreas libres de pesca de arrastre a lo largo de todas las zonas costeras para
proteger la parte más productiva de nuestros mares y crear una red coherente de zonas de
recuperación de las poblaciones de peces en zonas biológicamente sensibles, de conformidad
con el artículo 8 de la Política Pesquera Común, prestando especial atención a las poblaciones de
especies sobreexplotadas comercialmente.
9. Reformar la Política Agrícola Común para que el apoyo económico que favorece operaciones
contaminantes con ganado y agricultura intensiva se destine a apoyar prácticas agrícolas
sostenibles y la restauración de las cuencas.

10. Exigir que todas las granjas pongan en práctica un «plan de gestión de nutrientes» (incluyendo
la elaboración y el mantenimiento de mapas de nutrientes del suelo) y las correspondientes
Superficies de Interés Ecológico y zonas intermedias a lo largo de todos los cursos de agua,
como condiciones previas para asignar los subsidios concedidos en virtud de la Política Agrícola
Común.

11. Garantizar que la financiación para la acuicultura se dirija a actividades que no dañen el entorno
marino, y apoyar activamente medidas que reduzcan la huella ambiental de las piscifactorías,
que promuevan que la acuicultura ofrezca servicios ambientales o que faciliten la conversión a la
gestión ecológica.

12. Garantizar la adecuada implementación y cumplimiento del Reglamento REACH y de otras
normativas relacionadas con la producción de químicos, y en particular la rápida identificación,
restricción y sustitución de sustancias que suscitan gran preocupación, incluyendo disruptores
endocrinos y sustancias persistentemente tóxicas y bioacumulables, en los productos y los
procesos industriales.

13. Implementar el Convenio de Minamata sobre el Mercurio, aplicando las restricciones y
prohibiciones correspondientes a las principales fuentes de emisiones de mercurio,
incluyendo grandes plantas de combustión, y la prohibición del uso de mercurio en los
tratamientos dentales.

14. Exigir que todos los planes de emergencia para vertidos de hidrocarburos incluyan mapas de
sensibilidad de los componentes del ecosistema para garantizar el menor impacto posible sobre
la biodiversidad marina si se produce una crisis, e informar a las autoridades portuarias sobre la
respuesta adecuada en tales casos.

15. Instaurar un Plan Nacional para implementar la Estrategia de la UE sobre el Plástico,
incluyendo objetivos nacionales para reducir el consumo de plástico, y recabar datos sobre la
distribución en el mercado y el consumo de plásticos de un solo uso.

16. Establecer programas obligatorios de Responsabilidad Ampliada del Productor a lo largo de
toda la cadena de suministro para los aparejos de pesca y plásticos de un solo uso.

17. Comprometerse a eliminar de forma progresiva fuentes de contaminación por microplásticos,
estableciendo medidas anticipatorias para terminar con la pérdida de pellets de plástico, y
favorecer la restricción de ingredientes microplásticos, en virtud del Reglamento REACH.

18. Imponer reducciones en la velocidad de las embarcaciones para de reducir la contaminación
acústica, colisiones accidentales con cetáceos y emisiones de gases de efecto invernadero, e
iniciar el proceso de desarrollo de normas vinculantes para que las embarcaciones sean más
silenciosas, basado en las directrices existentes de la Organización Marítima Internacional.

19. Exigir el desarrollo y el uso de alternativas tecnológicas menos agresivas y las mejores
tecnologías disponibles para la instalación de pilotes (p. ej., tecnología BLUE piling) y la
prospección sísmica (p. ej., la técnica vibroseis marina).

20. Exigir evaluaciones del impacto ambiental sólidas, exhaustivas y transparentes, para todas las
actividades marítimas que generen ruido, partiendo de las directrices ya adoptadas de la
Convención sobre las Especies Migratorias.

Esta carta es una solicitud de varias  organizaciones, que unidas luchan para salvar
#OurBlueLung

Envia la teva opinió

× How can I help you?